fbpx

Construir y adaptarse a los climas futuros es un desafío continuo y uno que se está abordando de diversas maneras. Desde edificios flotantes hasta la creación de hogares autosuficientes, la población mundial tiene una gama cada vez mayor de opciones de vida sostenible disponibles. Hoy vamos a ver algunos ejemplos de innovación arquitectónica que sorprenden por su elegancia y eficacia.

Ejemplos de innovación arquitectónica

Diseños como estos que vamos a ver podrían ayudar a mitigar los daños causados por la deforestación y el aumento de las emisiones de carbono. Combinado con sensores inteligentes para permitir el monitoreo automático y la regulación del consumo de energía y agua, bien podrían representar las ciudades del futuro.

Estudio Selgascano, en Madrid

Un edificio español que demuestra que la arquitectura ambiental es posible. La intención de los arquitectos para este estudio era simple: «trabajar bajo los árboles«. Colocaron una parte transparente hacia el norte para evitar la luz solar directa sobre las mesas de trabajo y la cubrieron con una placa de plexiglás transparente curva. 

Los arquitectos señalaron en un artículo de una revista especializada que “la asociación inusual de varios elementos del catálogo”, como la membrana plástica curva, se tomaron de una lista de componentes de un vagón de tren.

Powerhouse Brattørkaia, en Noruega

El Powerhouse Brattørkaia es una oficina catalogada actualmente como el edificio más sostenible hasta la fecha. Este local, que mide 18.000 metros cuadrados, utiliza una variedad de tecnologías diferentes para reducir radicalmente el uso de energía en sus operaciones diarias. 

Estos incluyen un sistema de bomba de calor, recolección de agua de lluvia para su uso en inodoros y uso de agua de mar del fiordo cercano para calefacción y refrigeración. Para generar energía, la cubierta y la parte superior de su fachada se cubren con 3.000 metros cuadrados de paneles solares. El exceso de energía se suministra a los edificios cercanos y se utiliza para alimentar vehículos eléctricos, convirtiendo el edificio en una planta de energía

Las casas flotantes con polders, en Indonesia

Yakarta es la ciudad que se ahoga más rápidamente en la actualidad. Su parte norte tiene que hacer frente a un aumento anual del nivel del agua de 25 centímetros. Para combatir esto, están construyendo una red de enormes polders a lo largo de la costa. Estos son áreas bajas que caen por debajo del nivel del mar, pero están rodeadas por barreras. En ellos se ubican casas flotantes que permanecen de manera segura en la superficie del agua durante las inundaciones. 

La Baronia House, en Chile

Los creadores de la Baronia House en la costa del Pacífico chileno tuvieron que abandonar el plan de crear un hogar idílico debido a la extrema humedad y el aire salado. Para hacer frente a estas limitaciones, optaron por un exterior dominado por el vidrio y el acero resistente a la intemperie, enfundado en el interior por madera cálida. 

El edificio, diseñado como un austero retiro familiar, ofrece una increíble vista al mar a través de una ventana en el dormitorio en la planta baja, mientras que en el piso superior tiene una forma para encajar en un balcón que sobresale sobre el océano.

Cada día contamos con más herramientas y recursos, así como nuevas problemáticas. Saber usar estos recursos para dar soluciones eficaces es un gran desafío para los arquitectos. Cuando se consigue, el resultado puede ser impresionante.