fbpx

La construcción sostenible o edificación verde es un conjunto de prácticas adoptadas antes, durante y después del proyecto con objetivos claros de no dañar el medio ambiente, mejorar el confort térmico, reducir el consumo energético y mejorar la calidad de vida con materiales y técnicas de eficiencia energética. Así que, cómo podrías ya adivinar, existen muchos motivos para ejercer la arquitectura sostenible.

Cuando pensamos en los beneficios de construir una arquitectura sostenible, no hay que pensar solo en asuntos financieros. Por supuesto, estos son importantes, pero lo mejor es que en este caso vienen acompañados de motivos ecológicos, sociales y culturales.

Costes más bajos

La construcción es una gran industria, pero sus luchas financieras no pueden ignorarse y las alternativas inteligentes y funcionales se consideran más que necesarias. La arquitectura sostenible puede proporcionar una gran ayuda en esa dirección. 

En general, un edificio ecológico cuesta menos que un edificio normal porque se requieren menos recursos (por ejemplo, agua y energía) para completar el proyecto. Además de eso, los edificios sostenibles también tienen un gran retorno de la inversión. En pocas palabras, el valor de la propiedad aumenta significativamente con la construcción sostenible.

La arquitectura sostenible produce menos residuos

En Europa, la industria de la construcción es responsable del 34,7% del total de residuos del continente. Los edificios ecológicos gestionan los residuos eficientemente y los minimizan. Además, hacen uso de fuentes y materiales renovables. Se pueden utilizar productos como escombros de demolición, arena y carbón quemado con excelentes resultados ambientales y estéticos.

Protección del medio ambiente

Los materiales reciclados utilizados durante el proceso de construcción están contribuyendo significativamente a la protección del medio ambiente y a la reducción de residuos. Además, la construcción sostenible toma en consideración una serie de elementos críticos. 

La instalación de ventanas, techos y paredes bien aislados puede garantizar que no se desperdicie energía. Además, el uso de calentadores solares, tuberías de aire acondicionado aisladas y paneles fotovoltaicos puede hacer que los edificios en los que se practica la arquitectura sostenible sean más eficientes energéticamente y menos dañinos para el medio ambiente.

La arquitectura sostenible mejora la calidad de vida

La construcción sostenible tiene una gran cantidad de beneficios en cada etapa de un proyecto de construcción. Salud mejorada debido a materiales más seguros, mayor productividad gracias a un mejor entorno y una protección contra el ruido más efectiva son solo algunas de las ventajas. Los edificios ecológicos pueden mejorar la calidad de vida.

Mejor uso de materiales

La arquitectura sostenible gestiona el agua de una manera más eficaz y respetuosa con el medio ambiente. Los edificios sostenibles pueden equiparse con sistemas que reciclan el agua, como la recolección de lluvia para la limpieza de los inodoros. También pueden recolectar y preservar la energía natural, como la energía solar o eólica, almacenarla y reutilizarla en consecuencia.

Estos son solo 5 de los motivos por los que en Grupo ARYS apostamos cada vez más por la arquitectura sostenible. Y también son 5 motivos por los que deberías considerar a los edificios sostenibles como una opción para tu próxima vivienda.