fbpx

Siempre que ahorras energía dentro de tu negocio, también estás ahorrando dinero. Los costos de electricidad contribuyen a los resultados financieros de una empresa, por lo que cuanta más energía ahorres, más rentable podrá ser.

Algunas acciones de ahorro de energía, como el uso de electrodomésticos con mayor eficiencia energética, pueden implicar una inversión inicial. Sin embargo, esta inversión a menudo puede resultar en ahorros de energía significativos que reducirán los costes de energía. Las etiquetas de clasificación energética pueden ayudarte a elegir electrodomésticos de bajo consumo, lo que también puede ahorrarle dinero.

Estrategias para reducir el consumo de energía en una empresa

Tu empresa puede beneficiarse de una evaluación de eficiencia energética. Una evaluación mide su uso actual de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero para brindar recomendaciones prioritarias para acciones de eficiencia energética.

A continuación, presentamos algunos consejos y sugerencias para ahorrar energía para ayudar a tu empresa a reducir el uso de energía y ahorrar en las facturas de energía. 

Cómo reducir el consumo de luz en una empresa

Los cambios más sencillos empiezan por limpiar difusores y lámparas polvorientos cada 6-12 meses, así como asegurarse de apagar luces y letreros cuando no son necesarios. Sin embargo, la gran mejora llega con el uso de lámparas fluorescentes compactas o LED en lugar de las incandescentes. 

Si puedes o quieres invertir incluso más, puedes instalar detectores de movimiento para controlar la iluminación en áreas frecuentemente desocupadas como baños y salas de fotocopias.

Calefacción, ventilación y aire acondicionado

Algunas de las mejores prácticas a seguir serían la instalación de temporizadores o termostatos programables para maximizar la eficiencia de su aire acondicionado. También puedes instalar tapas de cierre en tus termostatos para evitar que las personas alteren los ajustes de temperatura.

Realizar un mantenimiento regular en las unidades, incluida la verificación de daños en los conductos y el aislamiento de las tuberías y limpiar las bobinas del condensador y reemplazar los filtros con regularidad son tareas de mantenimiento que te ayudarán a reducir el consumo energético en tu empresa.

Adapta el equipamiento a tus necesidades

Comprar ordenadores, monitores, impresoras, máquinas de fax y fotocopiadoras Modelo Energy Star que se apagan después de un período de inactividad especificado por el usuario puede suponer un gran ahorro.

En este sentido, piensa en comprar ordenadores portátiles e impresoras de inyección de tinta, que consumen un 90% menos que los ordenadores de escritorio estándar y las impresoras láser.

Otras estrategias para reducir el consumo de energía en una empresa

Junto a los tres pilares ya mencionados, hay otros dos que debes valorar si el crecimiento económico de tu empresa te lo permite (teniendo siempre presente que supone un ahorro a largo plazo). Son los siguientes:

  • Invertir en un sistema de energía solar en su negocio para ayudarte a ahorrar en tus facturas de electricidad y ayudar al medio ambiente.
  • Instalar motores de ventilador de condensador y evaporador de alta eficiencia y unidades de velocidad variable y aislar el área del refrigerador o congelador.