fbpx

La Plaza de España de Madrid es una de las más grandes del país, con 36.900 metros cuadrados. Si vives en Madrid, no serán pocas las veces que la has recorrido. Pero por mucho que la hayas pateado, seguro que no conoces los 7 datos sobre ella que te mostramos a continuación:

Pasó de ser un huerto de hortalizas a una plaza de rascacielos

Hasta 1561, el lugar que ocupa la plaza de España no era sino una zona de huertas, regadas por el arroyo Leganitos. En ese año, el monarca Felipe II decidió mover la corte desde Toledo a Madrid, con numerosos planes urbanísticos que dieron fin a las huertas.

No siempre se llamó «Plaza de España»

De hecho, era conocida como “Plaza de San Marcial” hasta que se derribó el cuartel de San Gil, una instalación militar que ocupaba parte de la plaza, y se realizaron las reformas urbanísticas que le dieron su forma actual.

Pero antes de la Plaza de San Marcial, aparecía como un camino sin nombre en los planos de Texeira (1656) y de Espinosa (1769), durante un tiempo en el que se la conoció como “Prado de Leganitos”.

Se terminó en 1911

Tras largos debates a lo largo del siglo xix sobre el ensanche de Madrid, se derribó el cuartel de San Gil en 1909 y fue aprobado el anteproyecto de formación de la plaza de España en 1909 y el proyecto definitivo de la misma, en 1911.

Su reforma actual estará terminada antes de que termine el año 

En 2019, se comenzó una reforma integral de la plaza para convertirlo en un espacio más verde, moderno y que conectase mejor esta zona de la ciudad. Sin embargo, la reforma comenzó a retrasarse por el hallazgo de restos arqueológicos, que han tenido que ser excados a mano. 

Los restos arqueológicos hallados en el tramo de Bailén se corresponden con los sótanos del Palacio de Godoy o Palacio de Grimaldi, construido por Sabatini en 1776.

Finalmente esta previsto que se pueda disfrutar de la plaza antes de que acabe el año 2021.

Contiene un monumento financiado por muchos países

Por supuesto, hablamos del gran monumento a Cervantes.

Construido en 1828 para conmemorar el tercer centenario de su muerte, no se pudo terminar hasta 1929 por continuos retrasos debido a la búsqueda de financiación internacional. Y es que curiosamente, se realizó con la aportación económica de todos los países de habla hispana del mundo como conmemoración de la difusión del idioma de cervantes a lo alrgo y ancho del planeta. Esta aportación internacional puede verse reflejada en una bola del mundo en la parte más alta del monumento junto con cinco figuras a su alrededor que, leyendo un libro, representan a los cinco continentes en los que es posible leer la obra de Cervantes.

Pero aunque se inaugurase en 1929, no fue hasta 1957 cuando se continuó el proceso. Para entonces, tanto el arquitecto como el escultor habían fallecido, por lo que sus sucesores se vieron con la libertad para realizar ligeras variaciones.

Tuvo el edificio más alto de España

El espacio que ocupa la plaza de España de Madrid está rodeado por algunos de los más altos edificios de la capital española.

Durante muchos años, la Torre de Madrid fue el edificio de hormigón más alto del mundo, y hasta el término de la torre de telecomunicaciones Torrespaña (1982), la construcción más alta de España. Fue construido entre 1954 y 1957 y su altura alcanza los 142 metros, siendo visible, por ejemplo, desde el Palacio Real.

Otros edificios circundantes que destacan son, por su altura, la Torre de Madrid y el edificio España, además de un exponente del modernismo madrileño como la Casa Gallardo y el edificio de la Compañía Asturiana de Minas, sede de la Consejería de Cultura.

Pero además de ellos, en Grupo ARYS contamos con la suerte de haber aportado a esta plaza una parte de nosotros en el edificio Cadarso, que rehabilitamos por completo hace unos años para su uso actual, como apartotel gestionado por Room Mate Group.