fbpx

Desde hace muchos años, la forma tradicional de calentar una casa ha sido un sistema central de gasoil junto con radiadores en cada habitación. Y siempre que mantuvieses la caldera en mantenimiento, el tanque de aceite lleno y purgases regularmente tus radiadores, es algo que funcionaba. Sin embargo, el mundo actual demanda el uso de alternativas ECO más respetables con el medio ambiente. Por eso, hoy te vamos a hablar sobre la calefacción que contamina menos.

Es importante destacar que ser más responsable con el medioambiente no es la única ventaja ni motivo para dar el paso. El uso de los sistemas clásicos tienen grandes desventajas. Una de ellas es que los precios pueden variar de forma muy drástica. Por su parte, los radiadores también pueden suponer un problema en cuanto a espacio y mantenimiento.

¿Qué calefacción contamina menos?

Todo esto combinado puede hacer que te replantees qué tipo de energía es la mejor que puedes usar para tu sistema de calefacción. Lo cierto es que cada vez hay más opciones. Así que todo se trata de buscar aquella que mejor cumple tus necesidades y las de tu vivienda. Estas son algunas de las calefacciones que menos contaminan actualmente.

Calefacción por suelo radiante

La calefacción por suelo radiante funciona bombeando agua caliente a través de una serie de tubos colocados debajo del piso dentro de la casa. Generalmente, esto es más fácil de instalar en una nueva construcción, debido a la cantidad de espacio que requiere debajo del revestimiento del piso, pero se puede adaptar a las casas existentes.

Este tipo de calefacción evita el uso de radiadores, puede suponer un ahorro de hasta el 50%, apenas requiere mantenimiento, evita acumulación de polvo y ácaros, funciona silenciosamente y se puede usar con casi cualquier tipo de piso, incluyendo piedra, laminado, madera dura, lino y alfombra.

Las ventajas de este sistema nos han hecho elegirlo en diversos proyectos como los residenciales El Mirador de Villalba o Residencial Canarias.

El Mirador de Villalba

Caldera de biomasa

Biomasa es un término que se utiliza libremente para los diferentes tipos de madera utilizados en las calderas y estufas de leña. Los tipos más comunes que se utilizan como fuente de calor son los pellets de madera, las astillas de madera o los troncos. Las calderas de biomasa se utilizan en lugar de las calderas normales de gas, aceite o eléctricas y se utilizan tanto para calefacción como para agua caliente.

Un ejemplo de construcción con este sistema es el Residencial Sonora que hemos construido en Las Rozas.

Bombas de calor para calefacción de aerotermia y geotermia

Las bombas de calor toman calor del suelo o del aire y usan una bomba eléctrica para aumentarlo a la temperatura adecuada. Se pueden usar para calentar radiadores, sistemas de calefacción por suelo radiante o convectores de aire caliente y agua caliente en su hogar. Existen dos grandes tipos:

  • Las bombas de calor de fuente terrestre o calefacción geotérmica utilizan tuberías enterradas en el jardín para extraer el calor del suelo. 
  • Las bombas de calor de fuente de aire o calefacción aerotérmica absorben el calor del aire exterior. 

En Grupo ARYS hemos instalado sistemas de aerotermia en varios proyectos como El Mirador de Las Vegas o el Hotel en Calle Veneras de Madrid.

Con la temperatura de nuestro planeta alcanzando niveles récord cada año, no hay duda de que el calentamiento global es un problema muy grave. Por eso, ahora es más crucial que nunca adoptar métodos alternativos de consumo de energía. Y en Grupo ARYS sabemos que diseñar nuestras casas para que sean ambientalmente responsables es una forma de combatir estos efectos.