fbpx

En un mundo en el que la demanda de energía crece y los métodos tradicionales para obtenerla suponen un desafío medioambiental cada vez mayor, debemos considerar al momento de construir o remodelar, buscar la unión entre la construcción y la eficiencia energética.

Para la construcción eficiente energéticamente se tienen que tomar en cuenta factores como:

  • La localidad donde va a encontrarse la edificación.
  • La climatología de la zona.
  • El balance entre el gasto y la eficiencia con la que se usa la energía.

Todo este uso racional de la energía llevará a un ahorro económico y por supuesto al medioambiente.

Reduciendo gastos energéticos y económicos

A la hora de reducir el gasto, en una construcción energéticamente eficiente tenemos varias opciones:

Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE)

Este cuenta con 7 capas que se aplican en la fachada de la edificación. Tiene varias ventajas como:

  • Aísla térmicamente el inmueble.
  • Impermeabiliza la fachada a la vez que permite la difusión del vapor de agua.
  • Elimina el riesgo de condensaciones tanto intersticiales como superficiales.
  • No le resta superficie útil interior.
  • Permite una versatilidad de acabados.
  • Eficaz tanto en verano como en invierno.

Ventanas de doble y triple vidrio

Además de ser una parte funcional y estética, las ventanas son un elemento clave para mantener la calefacción del hogar. En la construcción energética aún más.

Las ventanas de doble vidrio tienen dos hojas de vidrio separadas por una cámara de aire. En cambio, las ventanas de triple vidrio tienen tres hojas de vidrio y dos cámaras de aire. Esto mejora aún más sus niveles de aislamiento térmico frente a las ventanas con doble acristalamiento.

Con esto se logra un ahorro energético en invierno, lo cual se traduce en un notable ahorro económico. Además, también ayudan al aislamiento acústico y ofrecen seguridad debido a su grosor.

Ejemplo de estas características de construcción energética son nuestras obras Centro Deportivo de Fuenlabrada y Aires de Villalba.

Centro Deportivo Fuenlabrada
Centro Deportivo Fuenlabrada

Suelos radiantes

Este sistema de calefacción se basa en la emisión de calor a través del suelo, que emite temperaturas de 28 o 29 ºC. La regulación de la temperatura dependerá de la diferencia entre el emisor y el ambiente. A mayor superficie de emisión la diferencia de temperatura será menor.

Existen dos tipos:

  • Calefacción por agua caliente, que se basa en un sistema de tuberías puesto antes de montar el suelo.
  • Por corriente eléctrica, con un sistema de resistencias eléctricas metálicas o de hilos de fibra de carbono.

Paneles solares dentro de la construcción energética

Debido a la creciente demanda de energías renovables, las placas solares han avanzado estos últimos años. Este tipo de energía se usa para alimentar aparatos autónomos y edificaciones aisladas de una red eléctrica.

Varios proyectos que utilizan este sistema son El Mirador de Villaba y el Centro Deportivo de Fuenlabrada.

Sistemas de aerotermia y equipos de climatización de alto rendimiento

Esta se basa en la energía térmica que una bomba de calor extrae del medio ambiente. Cuando funciona para calefacción, extrae calor del aire exterior y lo inyecta en el interior. Cuando funciona para refrigeración, extrae calor del aire interior y lo libera al exterior.

La climatización, en cambio, consiste en crear condiciones de temperatura, humedad y de limpieza del aire. Estas tienen que ser adecuadas para la comodidad en los espacios habitados. Esto se logra con una buena ventilación y distribución de la temperatura, ya sea en verano o invierno. La climatización puede ser natural o artificial.

Ejemplo de estos sistemas en la construcción energética son los de el edificio que rehabilitamos en Calle Zorilla de Madrid.

Edificio rehabilitado en Calle Zorilla
Edificio rehabilitado en Calle Zorilla

Caldera de condensación y de biomasa

Estas producen agua caliente a baja temperatura con un alto rendimiento y emite poco CO2, a diferencia de otros tipos de calderas que requieren alcanzar temperaturas muy altas para calentar.

En cambio, la caldera de biomasa utiliza como fuente de energía combustibles naturales como residuos forestales y los pellets de madera. Es por ello que se considera la más ecológica de las calderas y exclente opción dentro de la construcción energética.

El Campus de Pamplona es un ejemplo de esta última.

Uso de fachadas blancas como aislantes

Hay pinturas para revestimientos exteriores termo-reflectantes para impermeabilizaciones de cubiertas, para protección y renovación. Algunas de estas se basan en micro-pigmentos reflexivos, que aíslan por reflexión, tanto en climas cálidos como fríos.

Una de nuestras obras con fachadas blancas es El Mirador de Las Vegas.

El Mirador de Las Vegas
El Mirador de Las Vegas

Sistemas de control centralizado en la construcción energética

Finalmente el BMS (por sus siglas en inglés) es un sistema de control para automatización, monitorización y control de la climatización, iluminación y otras funciones de un edificio.

Desde una estación de trabajo se pueden controlar los cambios de los distintos factores y la temporización de eventos. Se puede monitorizar el estado de los componentes conectados para obtener una visión general de las condiciones internas del inmueble.

Este se puede hallar en los sistemas de los Centros Deportivos de Fuenlabrada y Getafe.

Como puedes ver, existen muchas opciones para poseer una construcción energética y eficiente. Estas nos dan un ahorro económico mientras respetan el medio ambiente.