fbpx

El mayor acceso a la energía, el aumento de las ventas de aparatos electrónicos domésticos y el número cada vez mayor de nuevos edificios son claros signos de progreso. Sin embargo, la demanda de energía de los edificios y la industria de la construcción está aumentando y estos dos representan el 36% del consumo energético mundial, así como el 40% de las emisiones totales directas e indirectas de CO2. Está claro que es algo que no se puede sostener y que nos hace preguntarnos: ¿cómo serán las casas del futuro ecológicas?

Los estudios de expertos dicen que en el mercado de la Unión Europea, un 75% de los edificios son energéticamente ineficientes. Eso se contrapone al hecho de que las autoridades y los ciudadanos están comenzando a mirar con buenos ojos las iniciativas que reducen las emisiones de gases de efecto invernadero en la industria de la construcción.

¿Cómo serán las casas del futuro ecológicas?

Los edificios ecológicos, por ejemplo, son una de esas iniciativas que parece estar ganando terreno entre los desarrolladores y los consumidores por igual. Y sus beneficios ambientales y financieros ya se han demostrado en varios proyectos exitosos. Las siguientes son tres características que se impondrán en las casas del futuro.

Diseño biofílico

El diseño biofílico es un diseño que imita la naturaleza, algo que sabemos que es beneficioso, psicológicamente. Las plantas son purificadoras de aire y pueden absorber la contaminación.

Si bien todos ya tenemos varios tipos de plantas en nuestras salas de estar, esta práctica trabaja para hacer de eso una parte aún más grande de las casas ecológicas del futuro. Es una tendencia que se intensificará en los próximos años.

Esto, por supuesto, hace que un hogar sea más ecológico. Dicen los expertos que en el futuro habrá más personas que aprendan sobre cómo mantener una casa “saludable».

Energía “hecha por nosotros”

Aprovechar la energía solar, almacenarla en baterías y usarla para alimentar una casa se convertirá en algo muy común. El futuro son las casas construidas con techos enteros creados a partir de paneles fotovoltaicos. Estos recolectan la luz solar y la convierten en electricidad de corriente continua, que luego se mueve a un inversor para convertirse en electricidad de corriente alterna. 

Esta se adapta mejor y es más eficiente cuando se trata de alimentar toda una casa. Este tipo de baterías pueden crear suficiente energía solar para nutrir a una casa completa y hacer funcionar un coche eléctrico, lo que hace que la casa sea neutral en carbono y positiva en términos ecológicos.

Residencia estudiantil en Granada construida con Grupo ARYS. Cuenta con una terraza cubierta por paneles solares que aportan energía a este edificio sostenible.

Las casas del futuro serán herméticas

La casa ecológica del futuro tendrá que priorizar mantener la pérdida de calor al mínimo. Hoy en día, muchas casas pierden calor debido a las corrientes de aire, que es una forma ineficiente de hacer las cosas.

Las casas deben construirse para que sean herméticas. Deben sellarse con una capa, que puede estar hecha de acero, yeso, vidrio u hormigón, todo unido y continuo.  Aquí también entra en juego el área de superficie. Los espacios más compactos retienen más calor, por lo que los apartamentos y las casas adosadas en las ciudades pueden ser más ecológicas que una gran casa en el campo.

Si unimos lo anterior con materiales sostenibles, casas construidas en bloques, diseñadas e impresas en 3D, multifuncionales y pequeñas nos estaremos acercando a mucho a la forma que tendrán las casas del futuro ecológicas. En Grupo Arys estamos preparados para el cambio.