fbpx

La domótica es el conjunto de sistemas que se usan para automatizar un sitio habitable. Para esto existen varias formas, y según la CEDOM (Asociación Española de Domótica e Inmótica) todas giran en torno a 5 ejes principales:

  • Ahorro energético.
  • Accesibilidad.
  • Seguridad.
  • Confort.
  • Comunicaciones.

Cada una de estas facetas hace de la domótica una opción que liderará al futuro. La domótica ayuda a generar respuestas a los cambios que vivimos cada día como seres humanos y permite una mayor comodidad para los habitantes de un hogar, mientras optimiza el gasto energético y de agua.

Energía

Gestionar correctamente los servicios de luz, agua y gas es algo vital hoy día. No sólo ayuda al medio ambiente, también contribuye a un ahorro económico. Este tipo de automatización implica:

  • Climatización para tu hogar en cualquier época del año. Por ejemplo, cierre automático de persianas en invierno para evitar que la calefacción se fugue.
  • Monitoreo continuo de consumo, con lecturas en tiempo real. De esta manera, se mantienen algunos aparatos apagados y se evita el exceso de uso de agua, de forma más sencilla.
  • Gestión de la iluminación, como encender luces automáticamente al haber alguien en una habitación y apagarlas al no haber nadie.

Accesibilidad

La idea principal de la domótica es facilitar el estilo de cualquier persona sin importar sus capacidades e incapacidades físicas y mentales. Por esto, los sistemas integrados tienden a ser intuitivos para que sean de uso fácil para cualquier persona.

Lo más importante es que sin importar la persona que adquiera el sistema le sea útil. Se trata de generar autonomía personal para todo el mundo sin importar su condición.

Seguridad

Se centra en velar por el bien de la infraestructura del hogar y de las personas que habiten en él. Para hacer esto se toma en cuenta:

  • Detección de intrusos, lo que produce un cierre automático de puertas y ventanas.
  • Simular la presencia de que hay alguien en el hogar.
  • Llamada de emergencia a centros de asistencia de salud y protección.
  • Alarmas contra incendios, fugas de agua y gas, además de acciones contra estas situaciones. El uso automático de desagües, de extintores y de ventilaciones son algunos ejemplos.

Confort

En domótica, el confort agrupa todas aquellas automatizaciones que mejoran nuestra calidad de vida, como podría ser el encendido y regulación de la luz, la apertura de flujos de agua, cerraduras a distancia, o manejo de redes multimedia para el entrenamiento. Todo esto hace que invirtamos cada vez menos tiempo en tareas innecesarias.

Comunicaciones

El manejo constante de flujos de información es de vital importancia. Por esta razón, una comunicación con todos los sistemas del hogar es necesaria. El envío automático de mensajes de texto y realizar llamadas también forma parte de esto.

Tener un video-portero o portero electrónico facilita el control de quién entra a tu residencia, sin necesidad de ir hasta la puerta.

Domótica en el mundo real

La mayor accesibilidad de las tecnologías y la integración de la domótica con la arquitectura moderna llevará a que cada vez nuestros hogares estén hechos de una manera eficiente y segura, a la vez que nuestros estilos de vida están cada vez más ligados a la tecnología.