fbpx

El uso de aire acondicionado en nuestras casas y oficinas es una demanda que crecerá exponencialmente en las siguientes tres décadas. De acuerdo a la Agencia Internacional de Energía, para el 2050 se espera un aumento del triple al actual. Por eso, hacer uso de aquellos materiales que pueden sustituir al aire acondicionado es una gran alternativa.

Además de la creciente demanda energética, otra buena razón para sustituir el aire acondicionado es que durante su uso se producen la emisión del refrigerante hidrofluorocarbono (HFC). Estas sustancias son gases de efecto invernadero que se emiten en poca cantidad, pero son más potentes que el dióxido de carbono.

¿Cuáles son estas alternativas?

Existen materiales que ya sustituyen al aire acondicionado en muchas viviendas, y cada vez serán más relevantes para este propósito en el futuro. Éstos harán que en tu hogar el calor se disipe más rápido. La mayoría de estos materiales tienen un alto coeficiente de resistencia térmica y de aislante.

Piedra natural

El granito ayuda a refrescar las zonas en las que se usa, como también el mármol, las areniscas, las pizarras y piedras volcánicas. Estos materiales tienen una baja porosidad, lo que evita que hongos crezcan en ellos. Por esto, son especialmente útiles para construcciones en lugares con alta humedad relativa. Y por ende, una gran opción para sustituir al aire acondicionado.

Arcilla, cal y yeso

Los revestimientos minerales suelen absorber la humedad del aire y luego liberarla. Esto hace que la sensación de calor se reduzca y disipe el calor. Al usarlos también se necesita de buena ventilación para que el vapor de agua, al ser liberado, se evapore.

Cemento y hormigón para sustituir al aire acondicionado

Entre los materiales mencionados, éstos tienen especialmente un alto valor de inercia térmica. El grosor de los muros a base del cemento y hormigón ayuda a refrescar el ambiente. Tanto es así, que los grandes edificios hechos de ellos, suelen ser lugares fríos. Como ves, excelente para sustituir al aire acondicionado.

No sólo existen materiales que van a sustituir al aire acondicionado, sino también, alternativas en cuanto a incorporación de estructuras. Estas estructuras implican principios básicos para que el calor se disipe, como sería la absorción y emisión tardía de calor.

Más alternativas para sustituir o reducir el aire acondicionado:

  • Tener una fuente, estanque o piscina en el interior de la edificación ayudará a disipar mejor el calor. Este principio ha sido muy usado en la historia. En Roma era común hallar una fuente de agua en el patio a cielo abierto de las casas.
  • Hacer uso de un techo verde: no sólo es algo estético, ayuda a que la superficie no absorba tanto calor. Las plantas tomarán toda esa energía solar para ellas y la usarán en su proceso de fotosíntesis.
  • Uso de pinturas o revestimientos en el techo que ayuden reflejar la luz, y por lo tanto, disipen el calor. Esta técnica ha sido muy usada en la actualidad, tanto para reflejar la luz solar como para evitar filtraciones de agua. A largo plazo necesitará un reforzamiento para que siga funcional.
  • El uso de techos altos y cúpulas también ayuda a una mayor circulación de flujo de aire. Estas estructuras han sido bastante usadas en la arquitectura a lo largo de la historia.
  • Hacer uso de ventanas de doble y triple grosor, estas poseen un mayor aislamiento térmico que las ventanas regulares. Son útiles tanto en verano como para invierno y mantendrán tu hogar a una temperatura agradable.
  • Usar ventanas opacas para que entre menor cantidad de luz a las habitaciones, También instalar persianas externas evita que las ventanas tomen tanto calor externo, o bien, toldos que den sombra.
  • Un posicionamiento de las ventanas adecuado para que corra un flujo de aire dentro del hogar puede ser también de gran ayuda. A esta técnica se le llama ventilación cruzada.

Como puedes ver, existe más de una alternativa para mejorar el rendimiento térmico de tu casa. Busca aquellos materiales  y estructuras que pueden sustituir al aire acondicionado, y utiliza alternativas que reduzcan el gasto energético y la emisión de gases de efecto invernadero.